La CNMC recomienda fomentar la competencia en los concursos públicos para el transporte escolar, laboral y sanitario en vehículos de turismo


24 de marzo, 2020

Jesús Urriza Rodriguez

El pasado 9 de enero de 2020, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia («CNMC») publicó una serie de recomendaciones a las administraciones públicas para fomentar la competencia en los concursos públicos para el transporte escolar, laboral y sanitario que tienen lugar en zonas rurales y con menos densidad de población.

El pasado 9 de enero de 2020, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia («CNMC») publicó una serie de recomendaciones a las administraciones públicas para fomentar la competencia en los concursos públicos para el transporte escolar, laboral y sanitario que tienen lugar en zonas rurales y con menos densidad de población. Unas recomendaciones enmarcadas dentro del Informe sobre las licitaciones públicas de transporte de pasajeros en vehículos de turismo en los ámbitos escolar, laboral y sanitario (PRO/CNMC/002/19).

Es conocido que a pesar de que el transporte regular escolar y laboral se realiza mayoritariamente a través de autocares, y de que el transporte sanitario se realiza principalmente a través de ambulancias, hay situaciones en España donde resulta más conveniente que estos servicios se presten mediante vehículos de turismo, como por ejemplo: (i) desplazamientos regulares de escolares en zonas rurales con baja densidad de población; (ii) la asistencia programada a centros sanitarios para recibir tratamientos como diálisis, radioterapia o rehabilitación, (transporte sanitario no asistido ni urgente); o (iii) el desplazamiento regular de empleados públicos (transporte laboral).

A raíz de un estudio llevado a cabo por la CNMC donde se analizaron alrededor de 50 licitaciones públicas recientes, en varias comunidades autónomas, y la regulación de estos servicios, se extrajeron las siguientes conclusiones recogidas en el mencionado informe:

- En algunas licitaciones, se ha restringido la participación de operadores: en ocasiones, los perjudicados han sido operadores de taxi, y, en otras, operadores de Vehículos de Transporte con Conductor (VTC).
- Las licitaciones donde se ha limitado la participación de este tipo de operadores han supuesto un mayor coste para las arcas públicas y menores incentivos a prestar servicios de calidad del servicio para los usuarios.
- Algunas de las restricciones identificadas son fruto de la regulación impuesta en determinadas zonas.
- Este tipo de limitaciones incumplen los principios de buena regulación, al no ser necesarias y proporcionadas para el interés general.

Por todo lo anterior, la CNMC realizó las siguientes recomendaciones para evitar estas situaciones e impulsar una reforma de las normas que afectan a los citados servicios de transporte:

- Evitar las discriminaciones entre licencias de taxi y VTC;
- Evitar que el operador tenga que disponer de una licencia local de transporte;
- Evitar imponer un determinado tipo de vehículo en función del número de pasajeros de la ruta;
- Aclarar la regulación del transporte sanitario no asistido y no urgente (programado); y
- Establecer una duración de las licitaciones que no resulte excesiva en función de las inversiones que tengan que realizar los operadores.

En definitiva, la principal recomendación de la CNMC es que las Administraciones públicas no deben restringir la participación en los concursos de ninguno de los operadores que están legalmente capacitados para prestar el servicio.