VOLVER AL LISTADO DE PUBLICACIONES

Prohibiciones de adquirir y adquisiciones en tránsito (autocartera y más allá)

26 de septiembre, 2019



La Sentencia del Tribunal Supremo de 27 marzo 2019 ya ha sido anotada en documento de esta firma a propósito del alcance y límites de la prohibición de adquisición de participaciones propias de las sociedades mercantiles (art. 40 LSRL, hoy art.140 LSC) y no vamos a volver a tratar la doctrina societaria que establece. Recuerdo que se trataba de una adquisición en autocartera por sociedad familiar limitada, documentada el mismo día en que dichas acciones salían (de nuevo) del patrimonio social para ser distribuidas entre los socios en una operación de restructuración del grupo. No se consideró nula la operación, porque «la ratio del art. 40 LSRL responde principalmente a la salvaguarda de la efectividad e integridad patrimonial del capital social como garantía de los acreedores sociales, que no se ha visto afectada por un caso como el presente, en que la adquisición fue meramente instrumental y la tenencia tan fugaz que duró lo esencial para su inmediata transmisión por el mismo valor». Aparte de en lo que se refiere a su supuesto de hecho, la sentencia es de una importancia sistemática que no se puede descuidar. Repárese que existen a lo largo y ancho del ordenamiento jurídico muchos casos en los que una norma prohibitiva condena la adquisición de determinados activos por determinados sujetos, bien para proteger a terceros que se encuentran cubiertos por los deberes fiduciarios de los sujetos afectados por la prohibición, bien por razones de protección de intereses públicos. La sentencia presente es interesante, porque, al realizar una interpretación reductora de la norma prohibitiva en función de su teleología, sirve de precedente (el único que tenemos en la jurisprudencia española) para la entronización de la doctrina de que la adquisición en tránsito de bienes por un sujeto afectado por una prohibición de adquirir no conduce a la nulidad si la adquisición meramente instrumental no lesiona los intereses jurídicos de la norma que contenía la prohibición. Y son muchos los casos en que esta doctrina puede entrar en juego.

Ver todas

Publicaciones relacionadas

VOLVER AL LISTADO DE PUBLICACIONES